Fiscalidad

Slide background

Históricamente, Andorra ha basado su modelo económico en el sector del turismo tanto del esquí como comercial, en el sector inmobiliario y en su sistema financiero.

La crisis económica y el agotamiento del modelo clásico, ha obligado al país a crear un nuevo modelo económico basado en la liberalización de la inversión extranjera atraída por un sistema fiscal competitivo.

Andorra cuenta con un nuevo marco fiscal que se concreta en la creación de 4 impuestos:

  • Impuesto sobre la renta de los no residentes, vigente desde el 1 de abril de 2011, con un tipo general del 10%.
  • Impuesto sobre la renta de las actividades económicas, vigente desde el 1 de enero de 2012, con un tipo general del 10%.
  • Impuesto sobre sociedades. Vigente desde el 1 de enero de 2012, con un tipo general del 10%, un tipo especial en el que los obligados tributarios se benefician de una reducción del 80% a la base de tributación en sociedades que participen en el comercio internacional y en sociedades de explotación internacional de intangibles (concesiones, autorizaciones de uso o cesión o licencia de derechos sobre patentes, diseños, modelos o dibujos industriales, marcas, nombres de dominio, así como derechos de propiedad industrial, concesiones o licencias de uso de planos, fórmulas o procedimientos, de derechos de información industrial, comercial o científica, etc.). Las sociedades de tenencias de valores extranjeros se benefician, bajo unas condiciones, de una exención en la base de tributación de los dividendos que perciban de las participaciones en sociedades filiales extranjeras y de los resultados que obtengan de su transmisión.
  • Impuesto General Indirecto (IGI). Vigente desde el 1 de enero de 2013 con un tipo general del 4,5%.

Esta fiscalidad sitúa Andorra en un escenario muy competitivo para realizar y desarrollar proyectos empresariales tanto en Andorra como internacionales.